4 cosas que aprendí *después* de lanzar mi emprendimiento

Yo ya les conté cómo me he equivocado colosalmente en mis emprendimientos anteriores… ahora viene una nueva edición: todo lo que podría haber hecho mejor en tearmotuweb pero me di cuenta después.

1. La mayor parte de mis clientas venden servicios

Pasé mucho tiempo (no les voy a decir cuánto) pensando que mi público objetivo vendía productos. Solo me di cuenta cuando les pregunté… recién ahí entendí por qué la mayoría de mis proyectos no incluían e-commerce de productos físicos. 

No les voy a mentir: sentí una especie de renacer espiritual. Casi salgo gritando EUREKA.

2. No definí bien mis términos y condiciones al empezar

Esto lo pude resolver bastante rápido pero me generó muchos dolores de cabeza. Es algo que se adquiere con la práctica y a base de conocer formas distintas de trabajar. Ahora tengo disponible un recurso gratuito con la plantilla que uso para mis proyectos.

3. No aparecía por historias porque me daba vergüenza

En mi cerebro, si salía hablando por historias, mis conocidos iban a pensar “qué ridícula, qué hace?”. Por ahí lo piensan pero yo no me enteré: win-win. Aparte es divertido charlar con ustedes, me estaba perdiendo de un mundo por un “qué dirán” inventadísimo.

4. Los sitios “así nomás, sencillitos” no existen

Aprendí que ningún sitio es sencillo y que cada uno requiere un presupuesto personalizado. Ahora tengo reuniones con cada cliente potencial para asegurarme de que ambas partes entendemos lo que necesita la otra. 

BONUS TRACK!

5. Posteé captions ilegibles durante aproximadamente dos meses.

Descubrí que la letra en negrita que usaba para las captions no se veía en algunos celulares. Quizá nadie entendía lo que yo decía. Genia total de las redes. 

Contame: ¿vos qué aprendiste DURANTE tu emprendimiento? ¿te pasó alguna de estas cosas?