Conseguí los datos de tus clientes

Lo sabemos: las redes sociales cada vez son más importantes a la hora de tener un emprendimiento. Pero… te propongo un ejercicio. ¿Qué pasa si un día Instagram deja de existir?

O peor, un escenario todavía más probable: apagón en los servidores de Mr. Zuckerberg y se cae Facebook, Instagram Y WhatsApp. ¿Qué hacés? ¿Tenés una forma de seguir en contacto con tus clientes?

No quiero asustarte, querida emprendedora, pero tu base de datos no puede limitarse a un chat en una red social. 

¿Cómo recopilo los nombres y los mails/teléfonos de mis clientes? 

La opción más sencilla es crear una landing page (gratuita) con Mailchimp. Tus clientes se suscriben y vos generás una base de datos ahí. 

¿La opción que más me gusta? Desarrollar un sitio web o, como digo yo, tu base de operaciones en Internet. No dependés de las decisiones de una persona ajena a tu emprendimiento y, sobre todo, de las modificaciones en el algoritmo que muestran más o muestran menos tus posteos.

En tu sitio tenés control total de tu contenido y sos dueña de lo que subís. Te permite diferenciarte de otros emprendimientos de tu nicho, pudiendo generar contenido de valor que convierta visitantes en clientes potenciales.

¿Ya lo pensaste? ¿Tu emprendimiento sobrevive sin redes sociales?