La regla de los 2 minutos

MI REGLA DEFINITIVA

Siempre les cuento que, para mí, la rutina es SAGRADA. Es algo que he aprendido a armar y es fundamental para mantenerme enfocada en mis objetivos. No siempre he sido muy organizada – hasta que la vida me lo demandó 😂

Mi mamá siempre dice que mientras más cosas tenés que hacer, mejor hacés rendir tu tiempo. Y sí, tiene razón 😉. 

⛰️ Hay un millón de tareas pequeñitas que si se apilan, terminan pareciendo el monte Everest. De solo pensar en resolver todo, ya querés acostarte a dormir. ¿Te pasa?

Amicha, te estarás preguntando “¿cómo lo resuelvo, entonces?” 🤔

La regla de los 2 minutos

Te voy a contar lo que me sirve a mí. Tené en cuenta que yo era MUY despelotada. MUY.

Si puedo hacer esta tarea en dos minutos o menos, la hago en ese momento. Esto lo aplico antes de comenzar mi rutina laboral y antes de acostarme. 

Repaso mi agenda, anoto pendientes, tiendo mi cama, programo mails, doblo y guardo mi ropa, saco lo que me voy a poner el día siguiente, reviso alarmas, saco los vasos y/o tazas de mi cuarto/oficina¿?, TODAS mini tareas. 

Parece una ridiculez pero hacer esto alivia la carga de mi día. Solo tengo que ocuparme de cosas esenciales porque mi espacio de trabajo está limpio y mi agenda está al día.

Esta regla también aplica a algo que se llama NO ZERO DAYS. Es preferible hacer dos minutos de algo que posponemos que no avanzar. Hasta es probable que después te copes y sigas un tiempo más. Y si no es el caso, bueno, algo es mejor que nada. Todo es positivo.

¿Vos tenés alguna regla de oro? ¿Aplicás la regla de los dos minutos? Soy toda ojos y oídos.